martes, 14 de febrero de 2017

Un caluroso día de junio...


Recuerdo bien aquel caluroso día de junio de 2016 en la Serra da Enciña da Lastra. Una jornada muy dura y de muchos kilómetros, que culminaría en el alto de Pena Trevinca, pero que mereció la pena. Junio solía ser un mes muerto, fotográficamente hablando, en la costa. Los arenales ya ocupados los veraneantes, la mayor parte de las aves en sus cuarteles de cría más al norte...

Por eso tiramos hacia la Galicia interior: la gran desconocida. Regiones nuevas, de clima mediterráneo y, en consecuencia, aves nuevas.

Como este Alcaudón Común (Lanius senator) que sin duda axifisiado por los rigores del mediodía nos dejó hacer con bastante tranquilidad...

miércoles, 8 de febrero de 2017

Días de verano...


En días como hoy se despiertan, sugerentes, la añoranzas de los largos paseos por la playa a finales del verano.

Cuando el sol cae..

jueves, 12 de enero de 2017

Al límite..


El Correlimos Oscuro (Calidris marítima) es un ave a la que le gusta vivir al límite, en las rompientes, casi grapado a las rocas en el borde contacto con la ola y siempre al filo de lo imposible.

Y ahí hay que acercarse para fotografiarlo, y exponerse, y exponer el equipo. La verdad uno nunca debe de descuidarse cuando fotografía los oscuros porque estar al borde del mar tiene sus riesgos...pero merece la pena...

viernes, 6 de enero de 2017

Como aquella tarde...


Ojalá el 2017 sea todo como aquella tarde, casi perfecta, en la playa...

Chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria) fotografiado un fantástico atardecer en una playa del NW.

lunes, 19 de diciembre de 2016

Dias oscuros, Correlimos...



Pues eso, días oscuros, Correlimos oscuros...

Son difíciles de llevar estos días tan cortos del año, y eso que este es una año excepcional, con una climatología tan benigna que incluso provoca que no tengamos una buena invernada. Así que el tiempo transcurre poco a poco, la luz languidece temprano y los días pronto se tornan "oscuros".

Y los días oscuros pues fotografiamos la invernada de los Correlimos Oscuros (Calidris marítima). Faltaría más...

Mira que son difíciles estos. No de fotografiar, claro. Siempre están ahí. El problema es sacarlos de las zonas "oscuras", de las umbrías donde se sienten tan a gusto. Y ya no digamos pillarlos en una pose erguida. Siempre pegados a las rocas, casi sin levantar la cabeza ni el cuerpo. Agachados permanentemente. De hecho si fuesen mamíferos parecerían ratones y si fuesen paseriformes pues Escribanos nivales (que a esos también les vale lo que se pegan al suelo).

Este no es de este invierno, pero podría serlo perfectamente (que se están dejando, y bien...)

Correlimos oscuro (Calidris marítima) fotografiado en uno de sus lugares de invernada de la provincia de A Coruña.

sábado, 26 de noviembre de 2016

De paseo dominical...



Pues eso, recuperando poco a poco el tono el otro día dimos una vuelta tranquila, de paseo dominical. Eso no es una manera seria de ir a fotografiar aves, pero siempre aparece un alma caritativa que echa una mano.

Fue el caso del amigo Alvaro F. Polo que me buscó esta aguja en la playa, la "pastoreó" hacia mi zona, la agarró del cuello y la plantificó donde yo quería para que simplemente tuviese que darle al botón. Y es que los amigos son un tesoro...

Aguja colipinta (Limosa lapponica) en una playa del norte de A Coruña a caballo entre el paso otoñal y la invernada.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Así se las ponían a ...


Prácticamente sin poder todavía andar, y con una larga espera todavía por delante, las ganas pueden más que las capacidades y volví a salir al campo.

Es evidente que por mi mismo no podría  hacer casi nada, pero un amigo tuvo a bien ocuparse de la intendencia y me colocó en situación de disparo con muy poco esfuerzo por mi parte.

Y es que así se las ponían a...

Nota: las luces no son las que se quieren pero no se podía elegir ni día ni hora. De momento es lo que hay...

jueves, 13 de octubre de 2016

Nostalgias del paso otoñal...


Por circunstancias ya conocidas este año no he podido salir a fotografiar en el paso de limícolas de este otoño. En consonancia con los principios enunciados en las Leyes de Murphy basta que tú no puedas para que esté siendo uno de los mejores pasos de los últimos años como consecuencia del cambio de los vientos habitualmente dominantes.

En fin...¡a mal tiempo buena cara!...así que toca consolarse procesando fotos del pasado como la de esta Aguja Colipinta (Limosa lapponica) del ya lejanísimo 2011 en una playa del litoral norte coruñés.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Torsión...


Estos días, cuando padezco las consecuencias de la extraña relación que debe de establecerse entre mis vértebras y el nervio ciático (para ser más técnicos una hernia discal en L5-S1), me viene siempre a la cabeza la imposible postura del cuello de este alcatraz. Así, con esa torsión forzada al límite,  me imagino yo la estructura de mi columna...y no me extraña que un mes después siga siendo incapaz de andar...

Alcatraz atlántico (Morus bassanus) fotografiado en el abrigo de un puerto gallego un día de duro temporal en el mar (invierno de 2016)...

viernes, 2 de septiembre de 2016

Partido por la línea de crujía...


Unos meses atrás me lamentaba de una avería en el cuerpo de la cámara...¡¡quién me iba a decir que lo siguiente sería una avería en el cuerpo del fotógrafo!!.

Hace quince días me levanté de una mesa y el cuerpo dijo que no. Que no más. Y empezó una pesadilla distinta que no se ni dónde, ni cómo, ni cuándo acabará.

El diagnóstico es hernia discal y el pronóstico es dudoso. Así que ahí estamos. Inmovilizados e intentando convalecer para evitar una operación quirúrgica (aunque mucha pinta de mejora el asunto no tiene). Da un poco de miedo lo que el futuro pueda llegar a ser y, en cuanto a la fotografía de aves, y sabiendo lo exigente que es con la espalda, como que ni quiero planteármelo.

El suceso fue un día después de una salida en barco a la busca de aves marinas. Una jornada de diez horas, con niebla y buen tiempo en la que la compañía y las risas fuero lo más positivo, satisfactorias las observaciones (con un buen número de especies) y, como siempre, escaso bagaje fotográfico (sólo achacable al que suscribe).

Dio tiempo, entre otras, de fotografiar con discreta fortuna esta Pardela balear (Puffinus mauritanicus) que visto lo visto, será la última especie que fotografío en mucho tiempo. La guardaré como un tesoro, esperando tiempo mejores. Y, entretanto, habrá que tirar de archivo...Mientras añoraré la luz de un atardecer en Latrabag y la aspereza salina de Hermaness (siempre en la compañía de Cholo).

Un saludo. Os veo cualquier día en el campo...